fbpx

Si algo nos queda claro últimamente es que la palabra metaverso aparece por todas partes (quizás no y es como cuando una embarazada no para de ver otras embarazadas o carritos de bebés por la calle) asociado a avatares más bien simplones y a cosas que nos suenan a viejuno. En este episodio sobre el metaverso, te aportaré mi perspectiva teniendo en claro varias cosas: sí, esto ya existió. El videojuego World of Warcraft sigue existiendo. La diferencia está en la cadena de bloques o blockchain y en los NFT’s.

Antes de nada, como siempre, te dejo el episodio en Spotify y en el resto de plataformas: Podimo, Spreaker, Ivoox, Google Podcast, Apple PodcastYoutube.

Además, te recuerdo: este post es un resumen de todo el contenido que doy en el episodio. Ahí doy mucho, mucho más de lo que hay aquí.

Hoy voy a tocar una de esas tendencias de las que estoy segura que has oído hablar pero que quizás no tengas claro lo que es o cómo puedes sacarle rendimiento: El ya famoso metaverso. Vaya por delante que esto es un futuro que no está inventado, que empieza a haber movimiento gracias, aunque no te lo creas a los NFT pero poco más.

Si no sabes qué son los NFT le dediqué un episodio, en realidad tres, eran una serie, que te dejo enlazadas en las notas del podcast.
Básicamente, gracias a los contratos inteligentes, a la red de blockchain ethereum, podemos dotar de unicidad, de pertenencia, a objetos digitales. Algo que antes no podíamos hacer porque copiar y pegar en internet es extremadamente sencillo. Y lo que es peor, parece que no somos conscientes de que las cosas que hacemos también tienen propiedad… Que se lo digan a los de la Sexta que últimamente está en boca de todo Twitter por aquello de copiar/soltar aunque los propios creadores les digan que no, que no les apetece…

El caso es que está todo explicado en ese podcast. No voy a extenderme en ello.

Qué es el metaverso

Si buscas en Google, qué es el metaverso el sistema te arroja: 9.720.000 resultados

9 millones de páginas están ya destinadas a definir algo que aún no sabemos qué va a ser.

En palabras de la Wikipedia: Los metaversos son entornos donde los humanos interactúan e intercambian experiencias virtuales mediante uso de avatares, a través de un soporte lógico en un ciberespacio, el cual actúa como una metáfora del mundo real, pero sin tener necesariamente sus limitaciones.

Pues nada, que ya está. Aquí se acaba el podcast de hoy porque venía a contarte qué es el metaverso y ahí lo tienes… En fin. Que 9 millones de entradas sobre algo que se define en menos de un minuto nos dan pistas.
¿De qué? pues o hype o catacrac.

Intento anterior: Second Life

Y si miras el enlace de la wikipedia que te dejo en las notas, verás que esto del metaverso ya había sido inventado en 2003 que fue cuando hizo su aparición Second Life. No sé si te acuerdas. Yo sí. Intenté entrar pero lo abandoné.
Pero es cierto que marcas, partidos políticos, hicieron aparecer sus sedes en Second Life.

Se interactuaba a través de un avatar, podías explorar el mundo, socializar, tener sexo virtual… y donde hay sexo, hay dinero… o al revés. Tenía su propia moneda local, llamada Linden Dolar, si no voy mal.
Tuvo un buen nivel de crecimiento al principio con seguidores muy activos y llegó a definirse como “el juego de la era”. Pues no sé. Oye. Visto así, con los años… que el juego llegó antes de tiempo.

Te dejo otro enlace de la wikipedia por las notas para que conozcas más del juego.

La realidad era que en 2003 algunos equipos no estaban preparados ni conectados a Internet (en mi casa la instalamos en 2004 y en la universidad había ADSL…). En España hasta 2005 no se empezaron a hacer pruebas de fibra óptica. Así que cuando digo que en 2003 no era el momento de Second Life, por lo menos, repito, aquí… no voy tan desencaminada.

Algo así debió ver Google cuando en 2008 presentó un proyecto similar llamado Lively (como Blake) y que no llegó a seis meses.

Second Life tiene competencia Red Light Center, Active Worlds, There, Entropía Universe, Multiverse y la plataforma de código libre Metaverse.

Pero esto de “eso es más viejo que yo” tampoco tiene que cegarnos en que el futuro que aparentemente llega va por esa vía.

Habrá varios metaversos

Volvemos a oir hablar del metaverso gracias al sr. Zuckerberg, ese que nos enganchó a Facebook, compró Instagram y nos tiene a todos cogidos de los teléfonos por Whatsapp.

En Meta o sea, Facebook, tienen claro que van a palmar pasta como campeones los próximos años para construir ese mundo tridimensional que gracias a las Oculus, también suyas, podremos disfrutar.

Y eso es un punto interesante que ya te apuntaba antes, no hay un único metaverso. Cada empresa que pueda, acabará haciendo el suyo. Blockchain viene a solucionar que tú seas tú en todos esos metaversos. Da igual la apariencia física que tengas, eso no importa, importa que tengas una dirección asociada, un código, el de tu billetera, por ejemplo, donde se almacena toda tu identidad de blockchain.

Por dar algo más de contexto, una billetera no es más que una aplicación asociada a tu e-mail y con unas contraseñas que te identifica de forma unívoca en Blockchain. Hay una clave pública, una dirección que viene a ser similar a las URLs a las que estamos acostumbrados, y tú puedes acceder a lo que contenga esa billetera mediante contraseña y sólo si se te pierde dicha contraseña, a través de una serie de palabras clave en un orden específico.

Esa billetera, esa dirección pública, es tu identidad de blockchain. Y esto es lo que nos permitiría viajar entre metaversos. Que tu identidad esté asociada a una billetera te permite “ir con todo tu equipaje” de uno a otro lado.

Actualmente, hay unas cuantas plataformas de metaverso, las más conocidas son Decentraland, Roblox, SandBox y por supuesto, Meta. Pero de todo esto, no voy a hablar hoy porque habrá parte dos de este episodio donde “toquemos” un poco más esa realidad.

Aplicaciones del metaverso

Hace poco, asistí a una sesión en el metaverso de IEBSchool. La realidad era que con el avatar, te podías mover por el espacio, bastante limitado en cuanto a diseño en 3D y para interactuar se utilizaba el chat. Algo, como ves, que puede asemejarse mucho al Second life de 2003. Allí nos dieron una conferencia sobre aplicaciones del metaverso. Que también estaba siendo transmitida en Youtube, las cosas como son.

Entrar al metaverso, era una excusa. Una forma de ver que existe esa posibilidad, que hay empresas que desarrollan metaversos a medida y que es factible, casi para cualquier empresa, empezar a trabajar o al menos, empezar a conocer, más sobre esa plataforma.

No estaba mal para una primera experiencia. Me consta que hubo muchos asistentes divididas en varias salas, asumo que por la capacidad de los servidores.

Yendo un poco más allá, la idea del metaverso implica que las grandes empresas trasladarán sus operaciones a ese espacio para que los empleados puedan trabajar y relacionarse desde cualquier lugar.

Casos concretos del uso del metaverso

Aquí ya empezamos a hacernos preguntas:

¿Puede Zara trasladarse al metaverso con todo el proceso productivo? ahora mismo no. En un futuro muy muy lejano donde nos hayamos cargado del todo el planeta y ya no exista la necesidad de ir vestidos por la calle, pues igual sí. Eso si sigue manteniéndose el sistema como en la actualidad, con gente que mantenga servidores, internet, electricidad y asumiendo que los monos no nos llevarán la delantera en algún momento… cosa que dudo.

En el caso de Zara, al final, hay un apartado físico que sigue requiriendo interacción real. La fabricación de las prendas.

Y ojo, pongo Zara pero puedo decir cualquier otra marca que produzca elementos físicos. Esto, como digo, da para otro podcast porque que Coca-cola produzca bebida, como bien cuenta Fernando de Córdoba en su libro los secretos de las marcas, Coca-cola tiene merchandising a rabiar con seguidores acérrimos y coleccionistas que pagan bastante dinero por una botella antigua… Y si tienes eso en el mundo real… qué te impide hacerlo en el virtual. Pequeño spoiler, en el próximo episodio te cuento más de aplicaciones reales del metaverso.

En cualquier empresa, hay muchos apartados operacionales que no necesitan localización porque los empleados pueden interactuar a través de Slack o de Teams sin necesidad de estar viéndose todos los días. Esto nos lo ha demostrado la pandemia. La diferencia está en cómo adaptar lo que tú haces, el valor que produces, a un mundo virtual. Coca cola, lo tiene claro. Zara, también.

La realidad es que ese impulso ahora mismo nos resulta chocante. No lo conocemos, nos suena de algo, creemos que se trata de una idea vieja que si no triunfó antes no tiene por qué hacerlo ahora. Sin embargo, no podemos negar que ahí hay algo. En el siguiente episodio, te cuento quienes están empezando a moverse por esos metaversos y en qué se está convirtiendo esta palabra que tanto oyes últimamente.

Notas:
Episodios anteriores hablando de la tecnología blockchain:
Blockchain: qué es y cómo funciona
Smart contracts o contratos inteligentes
NFT explicado para humanos
Criptomonedas: todo lo que siempre quisiste saber y nunca te atreviste a preguntar

Definiciones de Metaverso:
Qué es el metaverso
Conociendo Second Life
Posibilidades del metaverso

Espero que el post y el capítulo te hayan resultado interesantes y si quieres saber más o necesitas ayuda, ya sabes dónde estoy.

Leave a Reply

Abrir chat