fbpx

A estas alturas no vengo a descubrirte qué es un CRM ni cómo funciona, ni nada por el estilo. Bueno, te doy una pequeña definición por aquí. Pero si me sigues, sabes ya qué es un CRM. Hoy te voy a hablar de resultados prácticos que obtendrás en tu empresa al utilizar bien tu CRM.

Antes de nada, como siempre, te dejo el episodio en Spotify y en el resto de plataformas: Podimo, Spreaker, Ivoox, Google Podcast, Apple PodcastYoutube.

Además, te recuerdo: este post es un resumen de todo el contenido que doy en el episodio. Ahí doy mucho, mucho más de lo que hay aquí.

Hoy vengo a hablarte de los CRMs. Quiero darte los resultados que vas a conseguir una vez que empieces a utilizar y a utilizar bien el CRM de tu empresa.

A estas alturas no te voy a descubrir qué es un CRM y cómo funciona, pero por si acaso, ahí va una pequeña definición: El CRM es el Customer Relationship Management, es decir, el Sistema de Relación con el Cliente. Es el punto desde el que se centraliza todas las relaciones con todos los clientes de tu empresa, y no solo con los clientes. Los que han llegado a tu web o a tu sistema, pero aún no son clientes, también están contemplados en el CRM.

El CRM pueden ser herramientas externas o creadas a medida para ti, para que tengas en un único lugar todas las interacciones. Y cuando digo todas son todas: las interacciones con clientes, posibles clientes, futuros,… Todos los emails, todas las ofertas, las llamadas telefónicas, etc… Todo debe estar en el CRM.

¿Qué debe permitirte un buen CRM? Primero hacer un buen seguimiento de los clientes: que puedas registrar si haces llamadas, si no las haces , cuántas veces han revisado el correo electrónico, qué emails has enviado,  etc. También debe darte informes. El CRM te va a ayudar a ganar más dinero, pero para eso tienes que tomar decisiones y esas decisiones se toman en base a los informes. Por ejemplo: ¿cuántos clientes has conseguido el año pasado? ¿Cuántos has retenido? ¿A cuántos has llegado? De todos los que han llegado a tu empresa, ¿cuántos se han convertido de verdad en clientes? Todos estos datos tienes que conocerlos y controlarlos. Y esto solo te lo da un CRM de calidad.

Primer resultado de utilizar bien tu CRM

Vamos al lío. El primer punto y más importante de todos es que vas a mejorar el contacto con tus clientes. Aumentarás la fidelidad y serás menos molesto en tu relación con ellos.

Fidelizar un cliente no es fácil, pero un CRM te lo facilita. Cosas tan sencillas como llamar a los clientes por su nombre, hace que nos sintamos personas. Y las personas queremos hablar con personas. La personalización es clave. Eso va a aumentar la tasa de retención de clientes de inmediato.

Segundo resultado

El segundo punto: vas a vender más. Un CRM te permite conocer los hábitos de consumo de tus clientes, conocer el ciclo de compra, los hábitos que tienes, dónde está presente en redes sociales, y así realizar promociones: puedes ofrecer cosas específicas a tus clientes. Tus productos van a ser más personalizados y aumentaras la tasa de conversión.

Tercer resultado

Tercer punto: vas a reducir costes. Por ejemplo, puedes integrar el CRM con el sistema que usas para llevar el día a día, con el ERP contable, con las tareas de marketing,… Puedes enviar directamente newsletters desde el CRM, por ejemplo. Todo esto reduce costes.

Mejorarás la toma de decisiones de tu empresa. Si tienes acceso en tiempo real, a la información de tus clientes, historial, hábitos, etc, etc…. puedes decidir si un producto o servicio es rentable, si se puede mejorar algún punto del proceso de venta, si estás perdiendo dinero en alguna acción que no tiene resultados, si necesitas cambiar algo…. Y, por supuesto, hacer mas énfasis en un producto o en otro.

Cuarto resultado

Cuarto punto: tus trabajadores serán más productivos. Veamos un caso real: una empresa que gestiona sus datos en un Excel. Además de quitar mucho tiempo, puede ser… un dolor. Sacar informes, directamente es un horror. Sin embargo, llevar toda esa información al CRM de Office 365, del que te hablé en ocasiones anteriores, con el que puedes tener una vinculación casi directa entre los Excel y el CRM, te va a permitir acceder y gestionar tu información de una forma mucho más rápida. Si además lo integras con tu herramienta de email y marketing, puedes conseguir realizar newsletters de forma directa a tus clientes y mejorar la productividad de tus trabajadores, porque no están buscando esa información, no están cruzando datos entre Excels,…. Y puedes automatizar un montón de tareas. Si liberas a tus trabajadores de las tareas repetitivas, van a estar más motivados y ya sabes…trabajadores felices….empresas felices.

Decíamos al principio que había que utilizar bien el CRM. De nada sirve implantar un CRM si luego no tienes en cuenta la utilización del mismo: el día a día se nos complica, no lo mantenemos actualizado,… es superimportante tenerlo actualizado.

Intégralo con tu sistema de correo electrónico y de llamadas. Así es mucho mas fácil tener controlados a todos tus clientes.

 

Espero que el post y el capítulo te hayan resultado interesantes y si quieres saber más o necesitas ayuda, ya sabes dónde estoy.

Leave a Reply

Open chat
¿Hablamos?
¡Hola! 👋
¿Puedo ayudarte?
Powered by