Aún recuerdo el cabreo

No, más que cabreo, la ira. La ira que me iba entrando mientras escuchaba al cliente al otro lado del teléfono. Ira que estaba siendo mal disimulada en el tono de mi voz, mis compañeros empezaban a echar miradas de reojo y lo único que pude hacer al acabar de hablar por teléfono fue colgar como en las películas, con un golpe brutal el teléfono y soltar por mi boca a voz en grito “Maldito hijo de pxxxxx!!!!”. 

Mis compañeros empezaron a alucinar, a pedir calma y a preguntar por lo ocurrido.

Mientras, yo seguía allí, cabreadísima como una mona como se suele decir, simplemente por una tontería… el cliente había cambiado las especificaciones de un desarrollo que nos estaba costando la vida y ¡le importaba una mierda!

http://vanesaramos.com/wp-content/themes/salient/css/fonts/svg/basic_elaboration_message_sad.svg
http://vanesaramos.com/wp-content/themes/salient/css/fonts/svg/basic_bolt.svg

Y sin embargo no era verdad.

Si sois informáticos me entendéis pero si no lo sois… Os podéis imaginar en vuestro mejor día en el trabajo, haciendo aquello que os motiva hasta dentro, aquello que os hace hervir la sangre para bien, ese día que estáis a tope porque estáis haciendo/arreglando/consiguiendo… lo que quiera que consigáis… Y viene el cliente y dice: No, esto no es así. Yo no pedí esto.

El mundo se viene abajo, lo que creías estar haciendo bien ya no es así, lo que estábais consiguiendo… a la porra.

Dolor. Y en mi caso, ira que acabó convirtiéndose en desprecio. 

Y no, no era verdad. Por supuesto que a él le importaba lo que acababa de ocurrir. 

Todos queremos lo mismo

Con aquel cliente, la cosa no acabó bien. Siendo realistas tampoco había empezado bien. Pero me sirvió para darme cuenta de algo importante.  Todos queremos lo mismo.

Él quería hacer lo mejor posible su trabajo. Y yo quería hacer lo mejor posible en el mío. Ambos peleábamos por lo mismo, sólo que en nuestro caso, en direcciones opuestas.

Me dolió profundamente aquella llamada.

Y por experiencias anteriores, donde estuve en el lado del cliente, a él quizás esa no, pero seguro que alguna otra sí. Ambos nos sentimos incomprendidos, frustrados, cabreados… Ambos queríamos hacer lo que mejor sabíamos hacer, dar lo mejor de nosotros y ambos acabamos fatal.

http://vanesaramos.com/wp-content/themes/salient/css/fonts/svg/arrows_shrink.svg
http://vanesaramos.com/wp-content/themes/salient/css/fonts/svg/basic_compass.svg

Cambio de rumbo

Aquella llamada supuso un cambio de rumbo que me ha traído hasta donde me ves ahora, a esta web, queriendo hacer todo lo que pueda por mejorar las relaciones entre informáticos y clientes, entre personas que se comunican de modos distintos porque hablan lenguajes diferentes.

Quiero hacer que ambos mundos se entiendan y sobre todo, se respeten.

Quiero poner al servicio de un fin mayor todo lo que sé hacer. Que empresas grandes, pequeñas, profesionales independientes y personas en general, vean la tecnología como una amiga y no una enemiga. Si la dominamos, tenemos la posibilidad de hacer enorme lo que decidamos pues ahora más que nunca en la historia, el mundo está en nuestras manos a un sólo click.

Y esto es apasionante.

¿Has llegado hasta aquí queriendo saber más de mi?

  • Asturiana, de Gijón. Cuando me enfado, se me nota.
  • Además de la tecnología me apasionan los libros, las series y los gatos.
  • De formación soy Ingeniera Técnica en Informática de Gestión y tengo un Master en Innovación y aplicación de las NTIC a la dirección y gestión de empresas. De ahí viene mi pasión por ayudar a que las PYMES crezcan.
  • La receta de arroz con leche de mi abuela es imbatible. Y la gente que trabaja conmigo lo sabe.
  • Risueña, divertida a ratos, de risa megafácil y sarcástica de vez en cuando. Tengo una mente muy inquieta que busca aprendizaje constante.
  • Soy una persona de acción, resolutiva y responsable. Puedes contar con que jamás te dejo tirado si puedo evitarlo. Y no lo digo yo, lo dice quienes me conocen 😉
  • Después de 10 años trabajando en grandes empresas, tratando con muchos clientes nacionales e internacionales, después de haber sido programador, analista, jefe de proyecto, cliente… he decidido emprender. Así que aquí estoy ahora, frente a ti. Poniendo todo el conocimiento adquirido a tu servicio.

Un vistazo a un libro y oyes la voz de otra persona, quizás muerto desde hace 1000 años. Leer es viajar en el tiempo.

Carl Sagan

A veces hay que inyectarse de fantasía para no morir de realidad.

Desconocido

No todo el que anda errante anda perdido

Gandalf el Blanco - J.R.R. Tolkien

La vida de una persona sí pasa delante de sus ojos antes de morir. El proceso se llama "Vida".

Sir Terry Pratchett
65
Millones de líneas de código picadas
1300
Tazas de té
578
Libros leídos
142
Gatos acariciados

Y ahora que me conoces más ¿quieres que te ayude en algo? Escríbeme