El compilador lo inventó una mujer

Aunque no os lo creáis yo descubrí hace bien poco que el compilador lo había inventado una mujer. Es lo que pasa, estamos tapadas en una industria de hombres y resulta que, sin nosotras, esa industria tal y como la conocemos no existiría.

Grace Murray Hopper.

Esta gran desconocida es la persona gracias a la cual los programadores no tenemos que volvernos locos (más aún se entiende) programando en código máquina. Es la persona que hizo que existieran los lenguajes de programación, algo más cercano a nuestro lenguaje natural y la que consiguió que ese lenguaje casi natural, fuera interpretado correctamente por la máquina. Básicamente, desarrolló el compilador.

Ahora os traduzco todo esto a algo más humano…

¿Qué es un compilador?

Bueno, tenemos que irnos a una pregunta anterior aún. ¿Cómo entienden la información los ordenadores? Todos sabéis, más o menos, que un ordenador no es más que ceros y unos. Es la unidad de información básica o bit. Un 0 o un 1. Los ordenadores, almacenan y componen esos ceros y unos, que realmente son señales eléctricas, en unidades de memoria. Y para hacerlo usa lo que se conoce como “lenguaje máquina“.

El lenguaje máquina, como podéis deducir, es lo único que la máquina entiende. Y son instrucciones de este tipo:

código máquina, se ve la necesidad de un compilador

Código máquina By German [Public domain], from Wikimedia Commons

MOV, INT, DX, AX, AH, PUSH… Y posiciones de memoria. Como veis aquí arriba, ese maremagnum de cosas no es más que un ‘Hola Mundo’ cualquiera.

Os imagináis lo que es programar… algo más bestia… ¿¿en eso??

Pues aquí entra Grace Murray Hopper

Grace se alistó en la armada en plena segunda guerra mundial y con su formación en física y matemáticas entró directamente a trabajar en la construcción del Mark I. Este fue el primer ordenador electromecánico y su primer uso fue en una empresa de seguros haciendo operaciones matemáticas. El trabajo de Grace fue, sobre todo, realizar aplicaciones para este primer ordenador.

Después de esto, Grace siguió trabajando en los desarrollos de aplicaciones de otras computadoras (UNIVAC, fundamentalmente) dentro de la compañía matriz y allí fue donde desarrollo el primer compilador.

Me la imagino diciendo que programar en lenguaje máquina era un tostón (que lo es) y que tenía que haber una forma más fácil de hacerlo. Y vaya si lo hizo. Porque no paró tras crear y desarrollar el compilador. Si no que sentó las bases para que se pudiera desarrollar el primer lenguaje de programación que muchos usamos. El COBOL.

Un paso más allá del compilador

Grace pensó que ya que tenía un compilador, podía crearse un lenguaje de programación que fuera sencillo de usar y que mediante órdenes en su propio idioma sirviera independientemente del ordenador que se estaba usando. Aunque no participó directamente en su diseño, fue miembro del comité original para crearlo.

Al final de su carrera profesional, también participó en los comités de estandarización de los lenguajes COBOL y FORTRAN. Ambos lenguajes siguen presenten en nuestros días.

Se consideran lenguajes perdidos porque apenas quedan programadores que los conozcan… y los que quedan ganan mucho dinero 😉

Grace Murray Hopper recibió muchos reconocimientos en vida. Cuenta con más de 40 doctorados honoris causa y sin embargo, a pesar de todos los reconocimientos… sigue siendo tremendamente desconocida.

Espero que este artículo os haya resultado interesante y por si acaso, os dejo aquí y aquí los otros dos artículos relacionados con esta misma temática de Mujeres y tecnología.

¡Gracias por leerme!

La imagen de dominio público sacada de la Wikipedia es del Smithsonian Institution con licencia CC BY 2.0 vía Wikimedia Commons

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies