content curation, curación de contenidos

¿Curación de contenidos? ¿¿Lo qué??

Pues aunque no te lo creas es algo que estás más que acostumbrado a ver, sobre todo en páginas de Facebook y Linkedin. Es una estrategia muy útil que sirve para relacionarte con tu audiencia en éstas redes sociales.

No te preocupes que antes de explicar cómo hacer curación de contenidos, te voy a explicar qué es.

¿Qué es la curación de contenidos?

Para empezar, curación de contenidos es un pedazo de barbarismo, es retorcer el idioma pero bien… Se trata de: localizar, filtrar, modificar y distribuir, de forma segmentada, parte de la gran cantidad de contenidos que se generan en Internet. (Wikipedia Dixit)

A falta de palabra coherente hemos empezado a usar esta traducción tan horripilante del inglés “content curator”(a mi me horripila).

Las razones que nos pueden llevar a hacer curación de contenidos son múltiples, desde mantener informada a tu audiencia de cambios en el sector, no dar sólo información de la empresa (evitamos ser pesados) y en definitiva aportar valor.

Así de fácil. O eso parece 🙂

Hoy en día, tenemos un montón de información disponible en Internet (incluso demasiada). Filtrar información relevante para tus seguidores puede ser una tarea complicada, tienes que conocer muy bien a tu público objetivo. Tienes que entender qué les interesa, qué puede importarles y qué divertirles.

¿Cómo hacer curación de contenidos?

La curación de contenidos consta como has podido imaginarte leyendo lo anterior, de tres fases:

  1. Descubrir contenido
  2. Leer
  3. Compartir

Descubriendo contenido

Todos tenemos blogs que seguimos fielmente, cuentas de Twitter o de Facebook que comparten cosas que nos interesa, así que de ahí ya tienes algo.

Lo ideal sería encontrar blogs o webs que sean los primeros en contarte algo interesante. ¿Cuántos? Pues yo te diría que entre 10 y 25 fuentes. Más ya es una locura.

Leer

Si no lees el contenido que vas a compartir ¿cómo sabes que es interesante? ¿Y si no está bien redactado? ¿Y es una noticia falsa? Corres muchos riesgos si no lees el contenido que te llega. Es la fase de filtro de la que hablábamos antes. A priori un contenido puede parecerte relevante pero luego resulta ser una castaña… Y no quieres compartir estas historias con tus seguidores.

Hay que leer. Lo que no quiere decir que hay que regodearse leyendo. Rapidito.

Compartir

Aquí podría explayarme muuucho. Tienes que tener en cuenta que tienes que seguir una estrategia de compartición de contenido y por tanto, deberás compartir cuando tu público está activo. Pero, no tenemos todo el tiempo del mundo para hacer esto… así que no queda más remedio que acudir a la tecnología y aprovecharla para automatizar todo el proceso.

Puede parecer un tostón hacer esto, pero te puedo asegurar que en menos de una hora puedes desarrollar toda la técnica.

Hay muchas webs que te dan herramientas para empezar a desarrollar esta técnica con tus redes sociales.

No es el objetivo de este post repetirlas, así que si necesitas ayuda para aplicar esta técnica, puedes apuntarte a mi cápsula de Curación de Contenidos donde de una manera súper práctica te guiaré para hacer curación de contenidos: Desde cero hasta automatización.

¡Contacta conmigo e infórmate de las próximas convocatorias!

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: